martes, 22 de abril de 2014

TAMAHIS, HAND MADE

En la entrada de hoy vamos ha hacer tamahis caseros y personalizados.

Tamahi no es una marca de abono japones en concreto, si no que es la palabra japonesa para denominar el formato del abono, los tamahis son las típicas bolas o pastillas de abono japones, como por ejemplo el hanagokoro y el Kioryoku, se encuentran en formato tamahi y en diferentes tamaños de tamahi.



Detalle de los tamahis japoneses



Una vez aclarado lo que son los tamahis paso a explicar en mi caso el porque los hago. Porque hacerlos cuando los podemos encontrar ya hechos en el mercado. Las razones son varias, vamos por partes, todos los abonos tipo tamahi de origen japones vienen sin fermentar, esto quiere decir que para que el abono haga efecto tiene que fermentar, si no es así, es como si no hubiéramos abonado, para que este tipo de abono fermente se tienen que dar una serie de circunstancias, un grado de humedad alto, la bola de tamahi tiene que estar húmeda, y con temperaturas que favorezcan la fermentación, entre unos 10 y 25 grados, dependiendo de la temperatura que tengamos tardara mas o menos en fermentar, lo que si es importantísimo es mantener el grado de humedad alto en el tamahi, esto dependiendo de la zona donde cultivemos es complicado fermentar este tipo de abono y mas en primavera que en otoño, si viene una primavera seca y calurosa no favorece nada, sin embargo los otoños aunque sean secos es mas fácil de fermentar, ya que al contrario que en primavera los días menguan, se acortan, esto favorece a mantener el grado de humedad en el tamahi.

Lo cierto es que hay varios truquillos para mantener el grado de humedad del tamahi, si no queremos estar regando constantemente y sobre todo en coníferas que debemos dejar secar el sustrato antes de volver a regar. Por ejemplo envolver el tamahi con musgo de fibra larga y meterlo en un contenedor, podemos utilizar las típicas cestas de abono japonesas o bien podemos hacernos nuestros propios contenedores con tubo de pvc, el que se utiliza para fontaneria, de unos 5cm de diámetro, cortaremos tramos de unos 4 o 5cm, dentro de estos trocitos colocamos el tamahi envuelto en musgo. Aun así, como comentaba antes, si viene una primavera muy calurosa y seca, muchos de los tamahis no llegan a fermentar bien. Por otro lado todo un entretenimiento en preparar las cestitas con los tamahis para abonar y si tienes muchos arboles y grandes, te puedes volver loco. Haciendo una cuenta rápida, una media de 6 cestas por árbol, si tienes 50 arboles eso son 300 cestas, y eso en primavera, que en otoño el abono se dobla.



Detalle de los típicos contenedores de abono japoneses.



Detalle de los contenedores caseros de pvc.



Uno de los motivos principales por lo que descarto este tipo de abono japones en tamahi en el abonado de primavera, es por el tema de la fermentación, recordar si no fermenta es como si no hubiéramos abonado.
Cierto es que existen muchos otros tipos de abono en el mercado que ya vienen fermentados, de origen orgánico y muy completos en cuanto a micro nutrientes, ácidos humicos y tal, de liberación lenta, este tipo de abono al estar fermentado empieza a surtir efecto con los primeros riegos. Los podemos encontrar de muchos tipos, pero el formato mas común es el tipo pellet, o pienso de conejo, como yo digo.



Detalle de abono orgánico tipo pellet



Bien, otro de los grades problemas a la hora de abonar con este tipo de abono en formato pellet, es el residuo que nos deja el abono cuando se va degradando a medida que vamos regando, el problema de este residuo es que nos atasca el sustrato y lo satura dificultando el riego, dificulta la fácil absorción del agua del riego en el sustrato por lo que también se ve perjudicado la renovacion del oxigeno del sustrato, ya que esta renovacion de oxigeno al regar, cuando regamos el agua del riego arrastra el oxigeno viejo y al mismo tiempo empuja aire nuevo al interior del sustrato, por esto es tan importante cuando dicen que hay que regar hasta que el agua salga por los agujeros de drenaje. En conclusión, que todo el trabajo que realizamos con los cribados del sustrato, lavar pomice y kyriuzuna, para eliminar polvo y tener una buena oxigenacion del sustrato, lo podemos arruinar abonando de forma incorrecta.
También hay varias soluciones para no saturar en escaso el sustrato si abonamos con este tipo de abonos, uno seria hacer saquitos con trozos de medias y colocar el abono tipo pellet dentro, todo un trabajo de chinos, otra solución es utilizar los contenedores de abono, bien los japoneses o bien de fabricacion casera, tubos de pvc, rulos de pelo, etc..., poner el abono y en el fondo, la parte que esta en contacto con el sustrato, colocamos una capa de musgo de fibra larga a modo de filtro, para que cuando el abono se degrade el residuo no se meta en el sustrato, mejor lo vemos en foto.



Contenedores, abono y musgo de fibra larga.



Ponemos el abono en los contenedores.



Después colocamos una capa de musgo de fibra larga, esta es la parte que ira en contacto con el sustrato.



Todo un entretenimiento como comente antes y muchos arboles significa preparar muchas cestas, mucho trabajo para que vengan luego los pajaros y te desparramen todo el abono, este es el gran problema que tengo, los pajaros en un rato te pueden arruinar todo el trabajo de abonado, solución cortar horquillas de alambre de unos siete cm de largas y clavar literalmente los contenedores, con esto solucionaba el problema, el único inconveniente como comentaba antes es que si tienes muchos arboles es mucho trabajo y mucho tiempo el que se invierte en preparar musgo, contenedores, horquillas, etc... Necesitaba otro tipo de solución que no me llevara tanto tiempo en abonar, que no me deje residuo para no saturar el sustrato, que no tuviera problemas de fermentación y que los pajaros respetaran el abono, tampoco pido mucho ¿no?.

Por todo esto decidí hacer mis propios tamahis, la elaboración es sencilla, rápida y no es muy trabajosa, el único inconveniente es que si eres un poco escrupuloso lo pasaras un poco mal, pero como dicen sarna con gusto no pica.

Una de las ventajas de hacerse uno sus propias bolitas de abono, es que puedes utilizar los abonos o ingredientes que mas te convengan para el cultivo en ese determinado momento, por ejemplo si quieres que los arboles peguen un tirón utilizaremos abonos con mas nitrógeno, si tenemos el árbol ya mas formadito usaremos abonos mas equilibrados o para el otoño buscaremos abonos mas altos en fósforo y potasio, en este caso podemos añadir a la mezcla harinas de pescado, guanos en polvo, etc...

Hoy vamos ha hacer dos tipos de tamahis para abonar en primavera, uno mas equilibrado para arboles ya mas formaditos y otro mas alto en nitrógeno para arboles en formacion que queramos que peguen un tironcito.

Bueno pues una vez aclarado un poco el tema vamos con los ingredientes que yo he utilizado en este caso, pero como digo aquí cada uno puede utilizar una cosa u otra dependiendo de las necesidades, es lo bueno que tiene esto, que puedes elegir que productos utilizar.



Abono orgánico tipo pellet.



Detalle de la composición de abono, como podemos ver es un abono muy equilibrado con un 3 de nitrógeno, 3 de fósforo y 3 de potasio, a parte de ácidos humicos, fulvicos, etc..., es un abono muy completo y equilibrado, ideal para usarlo como base de nuestra mezcla.



Detalle de abono tipo pellet.



Green king 6-5-2, abono tipo pellet de origen japones de muy alta calidad, creo que conocido por todos los aficionados, el rendimiento de los arboles es excelente.



Detalle de los pellet del green king.



Guano puro y duro, de fácil adquisición en cualquier vivero, garden, etc...



No me interesa la marca, si no la composición en N-P-K, 9-7-4, un abono mas alto en nitrógeno y fósforo.



Detalle del guano.



Harina de sangre.



Practicamente es nitrógeno puro, pero algo importante, de origen animal u orgánico, nade de productos químico. 12% de nitrógeno. Fósforo y potasio no contiene.



Detalle de la harina de sangre.



Salvado integral de trigo, sin nitrógeno, fósforo y potasio, esto nos va ha servir para mantener la consistencia de la bola de abono, igual que a los ladrillos de barro se les echaba paja para mantener la consistencia, nosotros utilizaremos salvado para que haga esta función, es muy importante para mantener la bola del abono consistente y no se deshaga con el primer riego. La proporción que utilizaremos sera de 5 a 1, es decir por cada cinco partes de abono necesitaremos una parte de salvado.



Detalle de salvado integral de trigo.



Un jarro para tomar medidas.



Ahora vamos con la mezcla de los abonos, como comente antes voy ha hacer tamahis de dos tipos, en este primero voy ha mezclar tres partes de abono orgánico agrifera con un N-P-K de 3-3-3 y dos partes de green king con un N-P-K de 6-5-2, si queremos saber el N-P-K total del abono resultante, hacemos la media de las partes, tenemos tres partes de un abono que tiene 3 de nitrógeno y dos partes de otro abono con 6 de nitrógeno, seria 3+3+3+6+6= 21 esto lo dividimos entre 5 que son las partes totales y nos da como resultado 4,2 de nitrógeno total, a si es que el abono resultante tendrá un N-P-K de 4,2-3,8-2,6.



En un cubo ponemos las tres partes de abono orgánico agrifera.



Después las dos partes de green king.



Mezclamos un poco.



A continuación cubriremos con agua y dejaremos que el abono se empape bien y se deshaga por si solo, de vez en cuando removeremos un poco para que no se apelmace mucho e iremos añadiendo agua si es necesario. Mas o menos tendremos el abono así unos tres o cuatro días, hasta que el abono se deshaga completamente, esto también depende un poco de la dureza de los pellet del abono que utilicemos, lógicamente si usamos abonos en polvo o harinas, no sera necesario este paso, si no que iremos añadiendo agua hasta hacer una pasta consistente para poder manipularlo, recordar que hay que hacer bolitas.



Como voy ha hacer dos tipos de tamahis, marco los cubos para saber que mezcla he utilizado en cada caso.



Aquí tenemos el segundo tipo, en este caso voy a utilizar 3 partes de abono orgánico agrifera, una parte de harina de sangre y una parte de guano, en este caso el N-P-K total del abono resultante sera de 6-3,2-2,6. Como en el caso anterior mezclamos un poco todos los componentes.



Cubrimos con agua igual que en el caso anterior.



En este caso como hay dos partes de los componentes que son en polvo o harinas, el agua se absorbe mas rápidamente, remuevo un poco y añado mas agua hasta cubrir la mezcla.



Marco el cubo con los componentes.



Cuando los pellet de abono estén desechos completamente la mezcla debe quedar como una pasta consistente, ni muy liquida ni muy espesa, que se pueda manipular para poder haces las bolas, algo importante es que los pellet estén bien desechos sin grumos, ya que si quedan grumos la bola de abono probablemente se rajara, tenemos que dejar una pasta fina y omogenea, para conseguir esta textura podemos utilizar un taladro con una varillas de las que utilizan los pintores para mezclar la pintura.



La acoplamos al taladro y batimos bien la mezcla.



Cuando la pasta tenga la textura que buscamos es el momento de añadir el salvado de trigo. Lo haremos poco a poco.



Vertemos un poco y mezclamos con la varilla y el taladro.



Echamos el resto del salvado y volvemos a mezclar.



Detalle de la pasta después de mezclar bien todos los ingredientes, ya esta lista para hacer los tamahis.



Si no queremos que las manos nos estén oliendo a abono durante una semana, es aconsejable el uso de unos guantes de látex, yo me los pongo dobles, por lo que pueda pasar.



Manos a la obra, cogemos un puñado, mas o menos del tamaño de una pelota de pin-pon, bueno aquí en este paso cada uno puede hacerlas del tamaño que mejor se adecue a sus necesidades.



Visto mas en detalle.



La colocamos entre las dos palmas de las manos y giramos en círculos para hacer una bola, vamos como si estuviéramos haciendo albóndigas o almondigillas como dicen por aquí.



Mas o menos así deben de quedar.



Y aquí tenemos la primera.



Vista en detalle de la bola de abono o tamahi casero.



Y aquí el resultado final, cuando están recién hechas yo las clavo un palillo de dientes, de esta manera las puedo clavar en el sustrato de una manera rápida y cómoda evitando dos problemas, unos que no se rueden, esto se puede evitar también aplastando las bolas un poquito con un taco de madera o similar cuando aun estén blandas, y dos que los pajaros no las muevan.



Lógicamente no podemos utilizar las bolas recién hechas, ya que están muy húmedas y se desharían inmediatamente con el primer riego, debemos dejar que pierdan la humedad, este es un punto muy importante también en el proceso, las bolas deben secarse poco a poco, ya que si pierden la humedad muy rápido se agrietaran y como consecuencia a medida que vallamos regando se romperán desmenuzandose por completo.
La duración del proceso de secado dependerá de las condiciones de temperatura y humedad.



Una vez las bolas hallan perdido la humedad, al tacto deben quedar duras, ya las podremos utilizar para abonar los arboles.



Es hora de colocar las bolitas, simplemente pinchándolas en el sustrato.



La clavamos hasta el fondo, si las ponemos en una maceta plana podemos cortar un poco el palillo para que este no pegue en el fondo de la maceta y nos permita clavarla bien, es conveniente que el tamahi este en contacto con el sustrato.



Una vez colocadas todas las bolas, yo para un abonado de primavera en una maceta de estas características suelo poner seis bolas de abono.



Otro detalle de abonado.



Maceta mas pequeña menos abono.



Una vez terminemos de abonar si nos han sobrado bolas de abono las podemos guardar para la próxima temporada de abonado, lo ideal es hacerlo cuando las bolas estén totalmente secas, ya que de lo contrario se llenaran de moho.
Estas bolas son las que me sobraron el otoño pasado, tienen un poco de moho porque en este caso utilice abonos sin fermentar, por esto el moho, que se hizo al fermentar no por el almacenaje.

22 comentarios:

  1. Muy buen artículo...
    Con esos datos cada uno puede fabricarse su abono...

    Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti Salva por el fantastico trabajo que realizas, me alegra mucho que te guste, es un poco engorroso pero lo bueno que tiene es que piedes hacer el abono en funcion de las necesidades de cultivo de cada uno, yo el otoño pasaso eche tamahis de hanagokoro.

    Un abrazo ;-)

    ResponderEliminar
  3. Muy buen artículo. Me sorprende que no te hayan llovido comentarios para felicitarte.
    Ciertamente, es el mejor artículo que he visto acerca de fabricación de abono casero. Guardaré el enlace como favorito. Muchísimas gracias por compartir, igual un día me animo y lo pruebo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marcos, me alegro que te halla gustado.

      Un abrazo ;-)

      Eliminar
    2. Fantastico dossier sobre hacer abono.
      y donde se conpran los ingresientes
      gracias

      Eliminar
  4. Cielos viejo, es genial. Felicidades por darte el tiempo y a nosotros la oportunidad.

    Yo hago algo muy similar, solo que como en México es más difícil conseguir todo eso... Yo uso comida para peces (no de tortugas... Importante que no tenga insectos en su composición), que básicamente es harina de sangre y pescado, uso agua y solución líquida de humus de lombriz para humedecer y soya con trigo como espesante.

    Me compré una licuadora con un ropavejero, y ahí hago todos los ingredientes polvo(mi esposa me mata cuando lo intenté en la licuadora de la cocina).

    Uso 3 partes de abono más 2 de aglutinante/espesante y si lo quiero ligero, una mezcla 1 a 1.

    Ah!!! Espolvoreo ajo molido a la mezcla (si preparo 500 Grs de ingredientes, pongo 50 de ajo), según yo, para evitar las moscas (al parecer le huyen - según mis observaciones... Jejeje)

    Lamentablemente desconozco los niveles de NPK, pero llevo 2 años usando las mismas bolas y mis árboles se ven geniales, incluso mi madre las usa en sus rosas.

    Para evitar los pajarracos o que mis hijos anden jugando con el abono, cubro mis macetas con malla antiafidos.

    Ahí la diferencia de mi método cavernoide... Contra la luz que me das para hacer más precisos mis abonos.

    Deberías poner que hay que hacerlo en un sitio abierto, porque los ingredientes huelen bien mientras preparas, pero en fermentación, que rayos!!!!

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias raion en, como digo siempre si algo te funciona por que cambiarlo, con esto te digo que aunque desconozcas los porcentajes de NPK, si el abono te da buenos resultados perfecto, muchas veces nos complicamos la vida en exceso.

    Un abrazo ;-)

    ResponderEliminar
  6. Estupendísimo artículo , más completo imposible . me lo guardo.

    Un saludo y gracias por compartir

    PD.he agregado tu blog a mi lista de blog , te dejo la dirección del mio por si la quieres agregar a tu lista
    http://losbonsaisdejuanelo.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias Juanelo.

    Un abrazo ;-)

    ResponderEliminar
  8. Por si le interesase a alguien, en una web francesa he visto la composición del Hanagokoro: 70% pâte de colza, 20% farine d'os, 8% son de riz et 2% levure.
    Es decir: 70% pasta de colza, 20% harina de huesos, 8% salvado de arroz y 2% levadura (se entiende que natural, no química).
    Por otro lado, en América suelen sustituir la colza por semillas de algodón y añadir un poco de preparado de emulsión de restos de pescado.
    Sólo hay que buscar "Bonsai Fertilizer Cake Recipes" y aparecerán tantas fórmulas como jardineros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Juan Pablo por la info

      Un abrazo ;-)

      Eliminar
  9. Muy buena entrada, gracias por compartir con los novatos que estamos empezando y ver que hay mas posibilidades que la de gastarte mucho dinero en abono comercial.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias al ti A Martínez por degarte caer por aquí ;-)

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Estupendo artículo. Muy interesante y muy didáctico. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  11. Muy buen artículo Diego sobre la preparación de tu propio abono.
    Una pregunta, durante el tiempo que dejas el abono mezclado con el agua, qué tal va de malos olores?

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona dionijuanas, no había visto el comentario hasta ahora,
      Para que te voy a engañar, oler huele, pero lo peor es cuando haces las bolas, si has echado algún producto sin fermentar, cuando este empieza a fermentar huele bastante

      Un abrazo ;-)

      Eliminar
  12. Hola !
    Me ha encantado el articulo. Desde que ví como lo hacía Masahiko Kimura siempre me pregunté cómo hacerlo aquí. Busqué los componentes, pero era complicado.
    Lo importante es que funcione y que los árboles estén bien. Si lo has probado y tus árboles están respondiendo bien, pues a copiarte la idea tan genial que has teniado.
    Si no te importa lo comparto en mi facebook y si quieres lo pongo en mi blog, pero siempre con tu permiso.
    He subiedo un video de un abono que utilizo, porque siempre ando buscando la rentabilidad, no todo el mundo puede gastarse un pastón en abono japonés bueno. Y mira por donde hoy veo tu post. Genial ! parece que el universo me ha escuchado.
    Un abrazo y enhorabuena por el articulazo que te has marcado. Esto hay que difundirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tribubonsai, yo ya llevo haciendo varios años, en primavera hago un abono mas enfocado a esta epoca de crecimiento y en otroño otromas especifico de la fecha y de momento me va bien.
      no me importa si quieres porner el enlace del post en tu blog, en algunos foros la gente ya lo ha compartido, de esto se trata este blog de compartir experiencias, es la manera o el camino de poco a poco ir mejorando, muchas gracias

      Un abrazo ;-)

      Eliminar
  13. Mi caso es como el tuyo,yo también prefiero hacer mi abono,ya no es por dinero que ahorras.lo hago por que me da mejores resultados,voy a comentar mi mezcla.produzco mi propio humus de lombriz con una compostadora,voy guardando el likido k producen las lombrices "oro likido para mi" y a lo largo del año voy echando hojas sobrantes de mi jardin y siegas de cesped a la compostadora con lombrices,mi compostadora es simplemente un barril de pvc industrial,con puertas arriba y un grifo abajo con un bastidor k lo mantiene horizontal con un poco de caida hacia el grifo.una vez al año,recojo el humus solido y le agrego harina de pescado y hueso,para humedecerlo le añado el likido recolectado y hago mis bolitas,una vez hechas las pongo a fermentar y kedan de un color blankecino con textura de algodón.una vez fermentado ya tengo abono más k suficiente para todo el año.realmente imagino k el npk es muy parecido al del humus comercial,asi k en otoño abono poco y en primavera abono más.llebo años utilizando este sistema dándome brotaciones muy sanas y compactas (la gente siempre me ha comentado k ese sistema dispararia en exceso los crecimientos y k no es apto para bonsai) pero por mi experiencia he de decir k es lo mejor k he probado.antes de esto usaba biogold y siendo biogold un grandisimo abono,no tiene nada k ver con este sistema k utilizo,ya k me da mucho mejor resultado en coloración,brotacion y compactacion

    ResponderEliminar
  14. Muy bien, la verdad es una faena de cojones pero con un par ... Yo antes hacia eso de cestas, hanagokoro, y q si esto y lo otro ... y al final compre abono de jardin que no es abono , vamos que es mierda pura y dura de gallina y la verdad que no dan muchas ganas de ir haciendo "pastelitos" . suerte bien por el blog !!!!

    ResponderEliminar
  15. Hablas del residuo que dejan los pellets y que desmejoran el aireado del sustrato, pero son los mismos pellets que utilizas en el preparado... Esas bolitas que haces no dejan tambien residuos? Saludos

    ResponderEliminar